Lectura comentada del primer capítulo de “Ante el tiempo” de Didi-Huberman con Fredi Casco

Leeremos el capítulo “LA HISTORIA DEL ARTE COMO DISCIPLINA ANACRÓNICA” del libro “ANTE EL TIEMPO” de Georges Didi-Huberman. La lectura será coordinada por Fredi Casco.

Ante el tiempo de Georges Didi-Huberman
Ante el tiempo tiene un subtítulo que precisa el contenido del libro: Historia del arte y anacronismo de las imágenes. Georges Didi-Huberman aborda una multiplicidad de problemas y debates de la historia del arte en relación con el tiempo y sobre los tironeos de esa historia del arte con los modelos temporales de la historia propiamente dicha. La imagen es portadora de memoria, de modo que la relación entre tiempo e imagen supone un montaje de tiempos heterogéneos y discontinuos que sin embargo se conectan.

2 pensamientos en “Lectura comentada del primer capítulo de “Ante el tiempo” de Didi-Huberman con Fredi Casco

  1. Tania Godoy Alvarez

    Hoy en día la imagen pretende direccionar el modus vivendi y el destino del sujeto.  Captura en sí misma coordenadas multidimensionales posibles de incursión en el tiempo y en el espacio.  Será interesante conocer las hipótesis y tesis de Huberman sobre el tema omnipresente de la imagen, en el conflictivo mundo actual.

  2. Edgar Pou

    He aqui algo que leí de Huberman y quisiera compartir con ustedes:No se puede hablar del contacto entre la imagen y lo real sin hablar de una especie de incendio. Por lo tanto no se puede hablar de imágenes sin hablar de cenizas. Las imágenes forman parte de lo que los pobres mortales se inventan para registrar sus temblores (de deseo o de temor) y sus propias consumaciones.Por lo tanto es absurdo, desde un punto de vista antropológico, oponer las imágenes y las palabras, los libros de imágenes y los libros a secas.Todos juntos forman, para cada uno, un tesoro o una tumba de la memoria, ya sea ese tesoro un simple copo de nieve o esa memoria esté trazada sobrela arena antes de que una ola la disuelva. Sabemos que cada memoria está siempre amenazada por el olvido, cada tesoro amenazado por el pillaje, cada tumba amenazada por la profanación. Así pues, cada vez que abrimos un libro –poco importa que sea el Génesis o Los ciento veinte días de Sodoma–,quizás deberíamos reservarnos unos minutos para pensar en las condiciones que han hecho posible el simple milagro de que ese texto esté ahí, delante de nosotros, que haya llegado hasta nosotros. Hay tantos obstáculos.Se han quemado tantos libros y tantas bibliotecas . Y, así mismo, cada vez que posamos nuestra mirada sobre una imagen, deberíamos pensar en lascondiciones que han impedido su destrucción, su desaparición. Es tan fácil, ha sido siempre tan habitual el destruir imágenes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *