Andrea Giannina Osinaga

Es Licenciatura en Artes Visuales, en el Instituto Superior de Artes (dependiente de la Facultad de Arquitectura de la UNA). Es Profesora de Artes Plásticas en el Instituto Municipal de Arte. Taller de Arte Infantil. Fue docente de varias instituciones educativas.

Sobre su participación en el Seminario

Me interesa “identificar el cambio estético presente en los graffitis de la ciudad de Asunción, como consecuencia del contexto socio-político producido entre los años 2008 al 2014.

A partir del año 2008 con la asunción del presidente Fernando Lugo, la comunidad de graffiteros de la ciudad capital vivió un momento de libertad creativa, ya que este gobierno se mostró abierto a los cambios de paradigma, mostrando el rechazo de la conducta de los gobiernos anteriores. Una muestra de dicho cambio fue la explosión de graffitis esparcidos alrededor de la ciudad, graffitis con mensajes políticos o simplemente diseños que jugaban con la estética visual propia de la crisis de la posmodernidad en el arte.

Durante todo el proceso de la destitución del ex-presidente Fernando Lugo y la posterior asunción del Presidente Horacio Cartes (2014), la ciudad de Asunción se vio bombardeada de imágenes de reclamos, protestas e indignación popular. Un evento propio de la crisis posmoderna, si tomamos las apreciaciones de teóricos contemporáneos tales como Andreas Huyssen y Jean Baudrillard.

El simulacro de la realidad envuelta en un manto de caridad legislativa que pretende aparentar la existencia de un propósito digno y fundamentado en el bien común. Lo cual dio como resultado una impotencia por gran parte de la ciudadanía que observaba en tiempo real incapaz cambiar dicha situación.

El arte, no ajeno a la crisis política formó parte en gran medida de la voz de aquellos olvidados, de los que sin poder político son incapaces de ser escuchados.

Una de las manifestaciones visuales que más proliferaron durante la crisis política fueron los graffitis, lo cual significó el resurgimiento de una técnica que tiene sus antecedentes en las diversas crisis políticas alrededor del mundo.

Si bien los graffitis se constituyeron desde hace unos años en un medio de catarsis popular y artística, los graffitis anteriores a la destitución de Lugo no manifestaron tanta violencia visual y verbal como los que surgieron posteriormente a la misma. Esto tal vez se debió mayormente a la sensación de encubrimiento imperante en ese entonces, lo cual remitió a la nación a la época de la dictadura.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *